martes, 5 de octubre de 2010

Como reutilizar una pantalla de lámpara para un cuarto infantil.

 

5

Bueno, ya sabéis lo que me gustan los botones, no? No me pude resistir.

Tenía esta lámpara desde hace muchos años y ahora no encontraba lugar donde colocarla, así que la renové cosiendo alrededor unos botones, tienen un brillo nacarado que no se aprecia en la foto…son como caramelos.

1

Era bastante sosita para un cuarto infantil.

2 

Primero hay que medir el contorno de la pantalla, si nos equivocamos en la distancia cuando estamos cosiendo los botones la pantalla quedará perforada y eso no nos interesa, nos interesa conseguir un buen acabado.

Dividimos la distancia entre los botones que queremos colocar teniendo en cuenta el ancho de cada botón, cuando ya tenemos el cálculo hecho, colocamos cada uno a modo de prueba con un poco de cinta Tesa o de carrocero en la parte posterior.

3

Ahora marcamos los agujeros de cada botón introduciendo un alfiler y perforando la pantalla.

Cosemos los botones.

En la parte interior en vez de hacer un nudo, que no quedaría muy limpio le damos un punto de pegamento, tipo superglue y cortamos el hilo sobrante.

4

Ya está nuestra lámpara terminada, renovada y personalizada.

Creo que con unos botones de nácar también quedaría bonita en un dormitorio adulto, o incluso en el salón si haces una pareja de lámparas para un aparador, no?

lunes, 4 de octubre de 2010

Receta de un rapidísimo Cheese cake.

 

CIMG2610

Esta receta la saqué de una revista de Martha Stewart, aunque hay algún detallito que he ido adaptando a mi gusto, es fácil y además rápida, ideal para los amantes del cheese cake que no puedan contenerse al impulso de este vicio.

INGREDIENTES:

3/4 de taza (cups) de azúcar, unos 170gr aproximadamente más 2 cucharadas colmadas para el molde.

675gr de queso Ricotta.

6 Huevos medianos.

1/4 de taza (cup) de Harina, unos 40gr más o menos.

La corteza de un limón lavado y rallada.

1/4 de Teaspoon de sal, un pellizco generoso vaya!

1 cucharadita de extracto de vainilla.( esto es añadido mío)

Mermelada de limón o moras, o frambuesa, o la que más te guste mezclada con dos cucharadas de Grand Manier.

PREPARACIÓN:

Precalentar el horno a 250º untar generosamente un molde de bizcocho redondo con mantequilla y espolvorearlo con azúcar. Guardarlo en la nevera hasta que lo vayamos a utilizar.

Untando el molde de azúcar la tarta una vez horneada queda dorada como el caramelo.

Batir el queso Ricotta, añadir las yemas, la mitad del azúcar, la ralladura de limón, la vainilla, la sal y la harina tamizada, esta última de cucharada en cucharada para que la mezcla no se corte.

En una Batidora montar las claras y el resto del azúcar hasta que estén brillantes, deben quedar como si fueran de corcho.

Mezclar un tercio de las claras con la mezcla anterior con movimientos envolventes de abajo a arriba para que no se bajen, ir girando el cuenco facilita esta operación. Mezclar el resto.

Echar la mezcla en el molde y cocinar en el centro del horno entre 180º a 200º ( mi horno tiene una diferencia de unos 20 grados entre el calor real y lo que marca el termostato) hasta que este dorado y el centro esté firme.

Se comprueba el punto de cocción pinchando el centro con un palillo, si no quieres quemarte con una brocheta de madera que es más larga, mejor.

Dejar enfriar unos 10 minutos sobre una rejilla.

Antes de desmoldarlo pasar la punta de un cuchillo por el contorno del cheese cake para separarla bien del molde.

Servir acompañada de la mermelada de limón, moras, fresa...

1