jueves, 5 de noviembre de 2009

Reciclar cajas de galletas, corn flakes o carpetas viejas para hacer cajas de regalo

 

Sigo empeñada en no gastar dinero de más estas Navidades. Así que las cajas de galletas, corn flakes o carpetas viejas tienen una segunda oportunidad en estas fechas para convertirse en cajas de regalos, son ideales para bisutería y pequeños obsequios.

Es importante que el cartón no sea muy duro para que se puedan moldear con facilidad. Si el dibujo de la caja no nos gusta la podemos hacer enseñando la otra cara del cartón. Escalando el tamaño de la plantilla se consiguen hacer cajas más grandes, si se reduce serán más pequeñas como estas de la imagen que utilizaré para pendientes.

Caja Mari end

En este caso utilizamos el cartón de una carpeta y una caja de galletas.

Caja Mari 1

Imprimimos la plantilla en el tamaño deseado. Cortamos el cartón al tamaño adecuado de la plantilla. Si vamos a realizar más de una caja del mismo tamaño se pueden cortar varias hojas de cartón con la misma plantilla y así no gastamos tanto papel. Como se puede apreciar han salido 9 cajas de diferente tamaño con este material.

Caja Mari 2

Si se quiere que el dibujo quede hacia afuera se coloca la plantilla por la cara beige del cartón, si se quiere que quede hacia dentro se coloca la plantilla encima de la cara impresa. Para que no se mueva se fija con pequeños trozos de cinta tesa, que una vez cortada la caja se retiran sin estropear el cartón.

Caja Mari 3

Una vez cortada hay que marcar sobre la plantilla con un marcador los dobleces para preformar la caja, el central, el de la pestaña lateral y las curvas de pliegue de las tapas por donde se abrirá y saldrá el contenido. Si no quedan suficientemente marcadas la caja no se doblará bien y también se corre el peligro de que al apretar demasiado se rompa… es solo un aviso de lo que puede ocurrir, pero una vez aprendes con la primera salen sin complicaciones. Si no tenemos marcador por casa se puede usar un bolígrafo que ya no pinte.

Caja Mari 4

La pestaña lateral se impregna de pegamento de barra y se pega al otro extremo de la caja. Se coloca algo de peso encima, como por ejemplo un libro para que queden bien planchadas.

Caja Mari 5 

Se pueden hacer y guardarlas planas sin montar hasta el momento en que las necesites.

La plantilla de este modelo de caja llamado mariposa es la siguiente.

Caja mariposa

1 comentario: