sábado, 18 de mayo de 2019

Patrón Gratis de Falda de Niña Más Fácil, talla 8.

 

Esta falda se hace en una tarde, a no ser que tengas que ir a comprar tejido.

Ir a una tienda de tejidos es como ir a comprar golosinas.

De pronto te encuentras en el mundo de Alicia en el país de las maravillas, y se me pasan las horas.

Intento no molestar a las dependientas, (que ya tienen bastante) y vivir en ese mundo paralelo lleno de posibilidades y rollos de tejido hasta que no me queda más remedio que regresar a mi realidad.

Para esta falda puedes usar muchos tejidos diferentes: Popelín de algodón, Algodón /Poliester. Sarga de algodón, o mezcla, una Loneta no muy pesada, alguna tela estampada de algodón.

 Elije eso si, una tela que tenga un poco de cuerpo.

Lo siguiente en importancia es tener un buen patrón.

Cuando alguna prenda de mi peque se rompe o se queda pequeña y le gusta mucho, saco el patrón del original como es el caso de esta falda.

 

 

Cada pieza se corta dos veces excepto la cinturilla, que solo necesitamos una pieza.


 


Se cosen las costuras laterales de las dos piezas que forman el delantero y la espalda de la falda. Se remata el orillo de la costura con un zig-zag.


 

Luego confeccionamos el volante, uniendo las dos piezas, y sobrehilando el orillo con un zig-zag.

Se preforma el dobladillo.

 

 

En la parte superior pasamos un pespunte con la puntada más larga de la máquina para poder tirar del hilo y fruncir el volante.

 


 

Distribuimos el rizo a lo largo de la pieza central de la falda y lo fijamos con alfileres.

Pasamos un pespunte de un centímetro de ancho y luego rematamos la costura con un zig-zag. Si tienes remalladora quedará mucho más pulido, de profesional, por supuesto.




Pasamos un pespunte al dobladillo y comenzamos a coser la cinturilla a la falda




Cosemos la pieza de la cinturilla cerrando los dos extremos.
Pasamos un pespunte a un centímetro de ancho  formando todo el contorno de la cintura.
Como se ve en la imagen la pieza de la cinturilla la colocamos en el interior de la falda, para que al girar la pieza, podamos pasar el pespunte final por el derecho de la cintura.



 Ahora giramos el centímetro de costura de la cinturilla sobre la cara externa de la falda, lo sujetamos con alfileres y pasamos un pespunte.








De esta manera hemos formado un túnel por donde pasaremos la goma elástica
 






La medida de la goma elástica es la medida de cintura de nuestra modelo menos un 10% aproximadamente. Si la niña tiene 60 cm de cintura serán 54 cm de goma. (siempre dejo 2cm de más para la costura y por seguridad...mejor medir dos veces y cortar una sola vez) Para esta talla 8 utilicé 56cm de cinta elástica.

Por último cerramos el trozo abierto de la cinturilla con un pespunte a máquina, y hemos terminado nuestra falda.

 



lunes, 29 de abril de 2019

Reutilizar un vestido, alargar un vestido de niña

Tenía este vestido del invierno, y no veía probable que llegara al siguiente.

 Pero todavía resultaba útil para esta primavera, si conseguía alargar el bajo.

Lo primero que hice fue cortar la manga, y dejarla del tamaño de una manga francesa, es decir manga tres cuartos.

 
 

Luego deshice todo el dobladillo que traía el vestido, de ahí saqué unos dos centímetros más de largo.

 En mi caja de retales tenía esta cinta de algodón bordada que era de España, llevaba cuatro años dando vueltas a que hacer con ella.

Está comprobado que solo tienes que desprenderte de algo para necesitarlo en las siguientes 48 horas.

No es síndrome de Diógenes es pura la ley de Murphy!  

 

 

Corté la cinta en dos trozos del mismo tamaño que la circunferencia del bajo del vestido.

A uno de los trozos le corté 2 centímetros por arriba, para que fuera más estrecho, respetando el bordado.

 Cosí los dos a diferente altura, formando una sola cinta y luego rematé el orillo con un zig-zag.

 

 

 Luego cargué la costura para unir los laterales de las cintas con un pespunte

para que quedara seguro y bien plano.

 

El último paso fue coser la cinta al bajo del vestido que era de punto.

La máquina de coser lo cosió sin problema, porque puse el tejido azul debajo y el punto directamente bajo el prensatelas, de esta manera con una puntada larga podía vigilar si el punto cedía e ir rectificando si se arrugaba.

 

Bueno, lo usaremos esta primavera si es que llega!, todavía hace frío pero hay que ir preparando el guardarropa.

 Cuando finalmente se atreve a llegar el calor siempre nos pilla desprevenidos, y con tiempo y cariño es la única manera de poder sacar todo el partido a la ropa que se compra.

 

miércoles, 17 de abril de 2019

Como alargar el bajo de un Vestido.


Este vestido lo compré el año pasado en verano, tiene un bordado precioso en la pechera, el patrón sienta muy bien y es fresquito...pero los niños crecen y la ropa no.
Al probarselo este año le quedaba corto no, cortíiiisimo.

La solución era bajar todo el dobladillo pero...




Me encontré con el problema de que el pespunte del antigüo dobladillo quedó marcado en el tejido.
Así que para cubrirlo cosí una cinta de zig-zag ( también lo llaman piquillo o Rick-Rack)

Y me encontré con otro problema...


 El bajo también tenía unos bordado tipo vainica, haciendo agujeritos entre la trama y la urdimbre de los hilos.
 Para mi sorpresa vi que los bordados no quedaban paralelos a la cinta que yo había cosido y tampoco eran paralelos al bajo, vaya, que el dobladillo del vestido no era recto y el bordado si.


Pues yo más valiente que nada, decidí tapar también estas líneas de bordado con cintas de zig-zag de diferentes colores.
Para esconder el principio y final de la cinta abrí las dos costuras laterales del vestido y coloqué dentro un centímetro de cada extremo
Alterné las costuras a cada lado del vestido para que no quedara muy pesado por solo un lado. (Tal como se aprecia en la imagen superior)




Después de varios días de coser cinta zig-zag a ratos, entre sesión de lavadora y plancha, terminé mi obra maestra!
Como nuevo y hasta me parece más bonito y colorido, listo para disfrutarlo de nuevo un verano más.

martes, 2 de abril de 2019

FIESTA DE PASCUA

F I E S T A   D E   P A S C U A

 

LLega pascua y otra ocasión estupenda para preparar una fiesta para que los niños disfruten de una tarde de fantasía, juegos e ilusión.


Quería hacer una decoración con pollitos y lunares, pero no encontré el papel que necesitaba, así que con cartulina de colores y pegatinas blancas, de las que se usan en los comercios para poner precios, fabriqué mi propio papel para hacer molinitos de viento para el centro de mesa.




 Las flores de plástico y los Pollitos los compré en una tienda.

 El macetero de estaño ya lo tenía, una vez limpio porque lo tenía en el jardín, le coloqué una base de espuma verde, la misma que se usa en floristería para hacer los arreglos florales y encima clavé todos los elementos decorativos.

 Para terminar cubrí las partes verdes que se veían con papel de seda amarillo.

 

 Unos días antes, para que no se acumule todo el trabajo para el último momento, preparé estas brochetas de nubes y gominolas , las envolví en papel celofán y las cerré con cintas de colores.

 Utilicé también la misma espuma de floristería para la base, la envolví en papel seda amarillo ( si no tienes, o no lo puedes comprar, puedes usar una servilleta de colores por ejemplo) y después clavé las brochetas y la decoración que hace juego con el tema de la fiesta.

 

Estas bolsas para regalitos las imprimí en casa, también las preparé con unos días de antelación y las escondí para evitar tentaciones.

 Compré unos vasos y platos de cartón en una tienda, pero no tenían bolsas con el mismo pollito, así que hice en el ordenador el mismo motivo para completar la serie.

Para colocar las bolsitas forré una caja de cartón de las que usan en el supermercado para enviar la compra ( Hay que reciclar!) con un trozo de mantel de papel azul turquesa que había comprado para la mesa. El resto lo enrrollé y lo guardé hasta el día en que se celebraba la merienda.

 Estas son las etiquetas de las bolsas.

 La invitación para la merienda.

 La bolsita la imprimí en dos partes por que era bastante grande. 

El borde superior aparece abierto en el diseño porque coincide con el borde superior del papel (DIN A4)

 En la banda blanca del delantero de la bolsa escribí el nombre de cada niño.

 Una de las cosas que he aprendido en estas celebraciones es que es mejor que a los niños se les proporcione botellitas de agua pequeñas en vez de vasos.

Primero en cada botella puedes escribir su nombre,lo que les hace mucha ilusión y segundo evitas que no sepan de quien es el vaso, y estar sacando y gastando vasos nuevos continuamente y que los olviden o que los tiren.

 CUI-CUI Feliz Pascua a Todos.

sábado, 23 de marzo de 2019

Reciclar una Botella de Plástico en una Cesta de Conejito de Pascua

Una manualidad para hacer con los niños en casa, aprendiendo a reciclar una botella de 
plástico para crear una cesta donde colocar los huevos de Pascua 




Guardamos la Botella vacía que queramos utilizar, en este caso de color naranja.
Se puede usar el color que queramos blanco, azul, rosa.



Lavarla bien con agua y dejarla secar. No recomiendo usar botellas de Lejía mejor elegir 
de otro tipo. (Después de todo dentro se va a colocar elementos comestibles, chocolates, golosinas, etc)




 Dibujar con un rotulador permanente el contorno de las orejas del conejito en la parte posterior de la botella.


Recortar las partes que no necesitamos, como el asa.


Afinar el contorno de la cesta recortando por dentro del trazo del rotulador permanente, para que no queden restos de tinta negra.
Con una bolsa de plástico blanca se realiza el Pom-pon de la nariz y el Pom-pon de la espalda.

 
Se cortan tiras finas de la bolsa y enrrollando las mismas en un tenedor se forma el Pom-pon, para cerralo se pasa una tira blanca, o un hilo blanco por los dientes del medio del tenedor y se hace un nudo.
Se cortan los laterales y se le da forma redonda con las manos.



Con pegamento de Barra infantil se añaden los detalles, los ojos, los bigotes, y un bonito lazo en una de las orejas.

Dentro de la cesta colocamos los huevos de Pascua y listo para regalar!
 

domingo, 10 de febrero de 2019

Como transformar un vestido en una falda




Este vestido era nuestro preferido, pero se quedó pequeño.
La tela estaba nueva, porque era muy elegante para diario y se lo ponía para ocasiones especiales, así que decidí aprovecharlo para convertirlo en una falda y poder usarlo un poco más.



La pieza de tejido estampada con casitas tenía tablas grandes, las descosí y planché el tejido.
La pieza blanca que hace de forro, tenía una abertura correspondiente a la cremallera, y la cosí hasta la cintura.


Fruncí la pieza de tejido estampada y la cosí adaptándola a la pieza blanca del forro que era mucho más pequeña.


De una antigüa camisa de hombre de color azul saqué dos piezas lo suficientemente largas como para hacer una cinturilla.
El ancho de la cinturilla que cortemos debe ser la medida de ancho de la goma elástica que se elija más dos cm de costura.
Mi elástico medía 3,5, redondeamos la medida a 4 para que la goma pueda pasar holgadamente sin crear arrugas y añadí los 2 cm de costura, total 6cm.
El largo de la cinturilla es la medida de cintura de la falda una vez fruncida más 2cm de costura para cerrar.




Cosí a un cm los extremos de la pieza de la cinturilla creando una larga cinta.
Luego con alfileres la fije a todo el contorno de la falda.
Corté la tela que sobraba de la pieza azul dejando un cm para la costura del otro lateral.
Queda mejor si haces coincidir las costuras laterales de la falda con las de la nueva cinturilla.

Giramos la tela sobre si misma hacia el exterior respetando el cm de costura necesario para formar el túnel por donde pasaremos la goma.
Cosemos y dejamos una abertura para introducir el elástico.
La medida de goma necesaria es la medida de cintura de la niña menos un 10%.
Si la cintura de la modelo mide 60 cm, hay que restar 6cm.
Una vez pasada la goma por el túnel se cose la abertura para dejarla totalmente cerrada.
Y terminada.



Este verano la hemos usado mucho