viernes, 25 de diciembre de 2009

Receta de Croquetas de chorizo y sobreasada ibérica ( El aperitivo ideal)

Esta es mi especialidad, quedan esponjosas y suaves, son ideales como aperitivo en estas fiestas por que las hago una semana antes y las congelo. Así cuando comienzan las prisas ya tengo algo listo para una visita imprevista o algún apuro gastronómico sin caer en el pánico.

Croquetas de chorizo

El secreto es que no sean ni muy grandes ni muy pequeñas, consiguiendo también el equilibrio entre el relleno y el empanado. Cuando la mezcla está fría, pero no de la nevera, formo las bolitas todas iguales con ayuda de una cuchara de postre que me sirve de medida y cuando todas están del mismo tamaño, las empano pasándolas primero por el pan rallado luego por el huevo batido, y por último por pan rallado de nuevo.

INGREDIENTES.

1/2 Cebolla picada finita.

1 Diente de ajo.

2 y 1/2 Cucharadas soperas colmadas de harina.

1 Vaso de leche ( aproximadamente 250ml)

1 Chorrito de aceite de oliva.

2 Cucharadas soperas de sobreasada ibérica.

150gr de Chorizo ibérico picado fino.

sal al gusto.

Para empanar: 2 huevos y pan rallado.

PREPARACIÓN:

En una sartén se echa un chorrito de aceite, y se pone a pochar la cebolla y el ajo machacado con una pizca de sal. Cuando estén transparentes se añade la harina y se deja tostar en el fuego, para que la bechamel no tenga sabor a harina cruda. Esta masa se la llama roux y es la base de la bechamel.

Después se aparta del fuego y cuando el roux esté tibio se añade el vaso de leche, se pone a fuego medio y se remueve con una espátula, en este momento comenzará a espesar ( parece que se formen grumos, pero desaparecerán poco a poco según se trabaje la masa) se liga ligeramente la bechamel y se añade la sobreasada y el chorizo.

Se remueve enérgicamente y de forma constante hasta que la masa se desprenda de las paredes de la sartén, esto hace que la masa sea muy esponjosa.

Se pasa a una fuente de cristal y se deja reposar hasta que se enfríe.

Se forman todas las bolitas iguales hasta acabar la masa, se empanan y se colocan en un plato dentro del congelador, pasada 1 hora ya estarán suficientemente duras para retirarlas del plato y guardarlas en una bolsa de congelación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario