domingo, 9 de diciembre de 2012

Transformar un vestido en camisa o blusa.

 

De vez en cuando también me arreglo alguna cosa, como este vestido que utilicé para el bautizo de Julia, hace dos años que lo tenía colgado en el armario.

vestido antes

Es muy fino y lo llevé con un abrigo, ahora lo encontraba demasiado formal como para usarlo a diario, así que lo corté para transformarlo en blusa, le cosí a maquina el bajo de 1cm y ya está, en 20 minutos terminado y planchado!

Vestido despues

Creo que he salido ganando con el cambio, ahora si que lo voy a usar mucho, además el pantalón rojo le da mucha vida, y lo puedo usar con chaqueta o una rebeca encima.

Espero que la idea os inspire a rescatar alguna prenda olvidada que tengáis en el armario. 

2 comentarios:

  1. Hola! Aunque me encanta la idea de aprovechar la ropa que tienes un poco abandonadilla, el vestido es tan requetebonito que me ha dado pena ver el resultado final... Eso sí, si así te lo pones más, pues también lo entiendo...
    Un saludo!

    ResponderEliminar