miércoles, 9 de octubre de 2019

Bolsas de papel para golosinas de Halloween



Con una caja de fruta preparé esta especie de bandeja para colocar todas las bolsas
      de golosinas. 
Halloween es una excusa perfecta para hacer algo divertido que ilusiona a padres y niños.

Llevamos algunos años celebrando Halloween y siempre vienen niños de todas las edades a pedir caramelos. El primer año los agarraban a puñados, y claro unos pescaban más caramelos que otros, con las bolsitas todos se llevan lo mismo y siempre les parece una sorpresa. 



 Para hacer las bolsas utilicé papel de 165 gr en color naranja, y precortado en tamaño
 DIN A4 para que pasara bien por la impresora sin crear problemas.

Para que la bolsita pareciera una calabaza realicé una solapa en el mismo tipo de cartulina pero en color verde, como si fueran las hojas.
La hoja pequeña la corté en otro tono de verde para que hiciera contraste.


Para hacer los agujeros por donde pasar las cintas que sirven para cerrar la bolsa, 
utilicé una taladradora de papel, de las que se usan en el cole.
Como son 4 capas de papel, primero taladré los agujeros en la bolsa y luego con un lápiz marqué los agujeros en la solapa verde y los taladré por separado.


Este es el diseño para la bolsa.



Y este es el patrón para las solapas de cartulina verde









Primero pegar la solapa lateral de la bolsa y por último pegar también con pegamento de barra las solapas que forman la base.
 
 
 
Recortar la solapa grande en la cartulina verde oscuro para formar las hojas y que al mismo tiempo servirá para cerrar la bolsa.
Luego se dobla por la mitad.
Con la cartulina verde claro se corta la pieza que corresponde a la hoja verde claro, se dobla por la mitad y con pegamento de barra se pega a la solapa de color verde oscuro.


 Sólo resta hacer los agujeros en ambas partes, en la bolsa y en la solapa...ah y llenarla de caramelos antes de cerrarla.

lunes, 30 de septiembre de 2019

 Guirnalda de luces de ojos para Halloween 


 Tenía en casa esta guirnalda de luces y se estaba llenando de polvo, así que me pareció buena idea utilizarla para Halloween.

Imprimí unos ojos en papel normal, los recorté y luego los pegué con pegamento de barra.
Para que se adaptaran bien a la forma esférica les hice un corté en el lateral y así se adaptaban mejor al volumen.



Con rotuladores en dos tonos diferentes de rojo, uno más claro y el otro más oscuro, pinté
las venas y nervios del ojo.


una vez terminada la guirnalda de luces la coloqué encima de un mueble y si añades unas cuantas telas de araña el efecto es muy divertido.

jueves, 5 de septiembre de 2019

Halloween 2019

Decoración Lampara fantasma para Halloween.


 !Esta lampara aguanta lo que sea! En los cumpleaños la he decorado con absolutamente de todo, globos, mariposas, cadenetas de papel.

Esta vez para Halloween la disfracé de fantasma.

Con tul blanco, (me costo 6 euros el metro)  corté cuadrados y un circulo central del diámetro de la pantalla, también he oído que la llaman tulipa.

Luego recorté en linea recta sin llegar al círculo central y estiré cada trozo, para que tomara esa forma retorcida.


 Para cada pantalla de la lámpara utilicé dos capas de tul de diferente medida, y quedó espectacular.

 Los invitados infantiles se llevaron una sorpresa al entrar, y al merendar justo debajo.

 Halloween 2019.

 Decoración Halloween calabazas con strass.


Estas calabazas de barro las compré en el supermercado, eran de color naranja y verde y el primer año las utilicé tal cual.
El segundo año, quería algo diferente y elegante para la entrada ( Aunque en casa querían algo "Gore" total), finalmente me salí con la mía.

Las pinté utilizando tempera blanca escolar como base.
Los lunares negros de la calabaza pequeña los dibujé primero con lápiz  y los rellené con una pintura de uñas que tenía purpurina negra.

La calabaza grande la dejé en blanco y pegué pequeños strass de varios tamaños, los compré en una tienda llamada Zeeman, y me costaron 50 céntimos la tira.
 Así que en total no gasté mucho.



 

jueves, 13 de junio de 2019

Patrón gratis de falda de niña. Talla8. Mismo patrón en otro tejido diferente.



 Utilizando el mismo patrón de la falda azul, ( super útil para el uniforme del cole) confeccioné esta falda de popelín de algodón, para el verano.
Es sorprendente ver el resultado de utilizar el mismo patrón en diferentes tejidos. 
 

sábado, 18 de mayo de 2019

Patrón Gratis de Falda de Niña Más Fácil, talla 8.

 

Esta falda se hace en una tarde, a no ser que tengas que ir a comprar tejido.

Ir a una tienda de tejidos es como ir a comprar golosinas.

De pronto te encuentras en el mundo de Alicia en el país de las maravillas, y se me pasan las horas.

Intento no molestar a las dependientas, (que ya tienen bastante) y vivir en ese mundo paralelo lleno de posibilidades y rollos de tejido hasta que no me queda más remedio que regresar a mi realidad.

Para esta falda puedes usar muchos tejidos diferentes: Popelín de algodón, Algodón /Poliester. Sarga de algodón, o mezcla, una Loneta no muy pesada, alguna tela estampada de algodón.

 Elije eso si, una tela que tenga un poco de cuerpo.

Lo siguiente en importancia es tener un buen patrón.

Cuando alguna prenda de mi peque se rompe o se queda pequeña y le gusta mucho, saco el patrón del original como es el caso de esta falda.

 

 

Cada pieza se corta dos veces excepto la cinturilla, que solo necesitamos una pieza.


 


Se cosen las costuras laterales de las dos piezas que forman el delantero y la espalda de la falda. Se remata el orillo de la costura con un zig-zag.


 

Luego confeccionamos el volante, uniendo las dos piezas, y sobrehilando el orillo con un zig-zag.

Se preforma el dobladillo.

 

 

En la parte superior pasamos un pespunte con la puntada más larga de la máquina para poder tirar del hilo y fruncir el volante.

 


 

Distribuimos el rizo a lo largo de la pieza central de la falda y lo fijamos con alfileres.

Pasamos un pespunte de un centímetro de ancho y luego rematamos la costura con un zig-zag. Si tienes remalladora quedará mucho más pulido, de profesional, por supuesto.




Pasamos un pespunte al dobladillo y comenzamos a coser la cinturilla a la falda




Cosemos la pieza de la cinturilla cerrando los dos extremos.
Pasamos un pespunte a un centímetro de ancho  formando todo el contorno de la cintura.
Como se ve en la imagen la pieza de la cinturilla la colocamos en el interior de la falda, para que al girar la pieza, podamos pasar el pespunte final por el derecho de la cintura.



 Ahora giramos el centímetro de costura de la cinturilla sobre la cara externa de la falda, lo sujetamos con alfileres y pasamos un pespunte.








De esta manera hemos formado un túnel por donde pasaremos la goma elástica
 






La medida de la goma elástica es la medida de cintura de nuestra modelo menos un 10% aproximadamente. Si la niña tiene 60 cm de cintura serán 54 cm de goma. (siempre dejo 2cm de más para la costura y por seguridad...mejor medir dos veces y cortar una sola vez) Para esta talla 8 utilicé 56cm de cinta elástica.

Por último cerramos el trozo abierto de la cinturilla con un pespunte a máquina, y hemos terminado nuestra falda.

 



lunes, 29 de abril de 2019

Reutilizar un vestido, alargar un vestido de niña

Tenía este vestido del invierno, y no veía probable que llegara al siguiente.

 Pero todavía resultaba útil para esta primavera, si conseguía alargar el bajo.

Lo primero que hice fue cortar la manga, y dejarla del tamaño de una manga francesa, es decir manga tres cuartos.

 
 

Luego deshice todo el dobladillo que traía el vestido, de ahí saqué unos dos centímetros más de largo.

 En mi caja de retales tenía esta cinta de algodón bordada que era de España, llevaba cuatro años dando vueltas a que hacer con ella.

Está comprobado que solo tienes que desprenderte de algo para necesitarlo en las siguientes 48 horas.

No es síndrome de Diógenes es pura la ley de Murphy!  

 

 

Corté la cinta en dos trozos del mismo tamaño que la circunferencia del bajo del vestido.

A uno de los trozos le corté 2 centímetros por arriba, para que fuera más estrecho, respetando el bordado.

 Cosí los dos a diferente altura, formando una sola cinta y luego rematé el orillo con un zig-zag.

 

 

 Luego cargué la costura para unir los laterales de las cintas con un pespunte

para que quedara seguro y bien plano.

 

El último paso fue coser la cinta al bajo del vestido que era de punto.

La máquina de coser lo cosió sin problema, porque puse el tejido azul debajo y el punto directamente bajo el prensatelas, de esta manera con una puntada larga podía vigilar si el punto cedía e ir rectificando si se arrugaba.

 

Bueno, lo usaremos esta primavera si es que llega!, todavía hace frío pero hay que ir preparando el guardarropa.

 Cuando finalmente se atreve a llegar el calor siempre nos pilla desprevenidos, y con tiempo y cariño es la única manera de poder sacar todo el partido a la ropa que se compra.